Pelotas de golf: la ciencia detrás de los hoyuelos

La dinámica detrás del vuelo de la pelota de golf ofrece una visión fascinante del interfuncionamiento físico de la presión del aire, la turbulencia y la aerodinámica.

Cuando el golf se jugó por primera vez en Escocia, la mayoría de los jugadores jugaban con torpes aparatos de golf, con los primeros palos de golf y pelotas de golf hechas de madera.

En 1618 se introdujo la “Pluma”. Era una pelota de golf hecha de plumas. Esta pelota de golf de plumas fue hecha a mano con plumas de ganso apretadas firmemente en una esfera de caballo o piel de vaca mientras aún estaba húmeda. Después del secado, el cuero se encogió y las plumas se expandieron, creando una pelota de golf endurecida.

Como este tipo de pelota de golf estaba especialmente hecha a mano, generalmente era más costosa que los palos de golf, por lo que solo unas pocas personas privilegiadas podían permitirse jugar golf en ese entonces.

Después de la pelota de golf Featherie vino la pelota de golf Guttie. Este tipo de pelota de golf se hizo con la savia de goma del árbol de Gutta que se encuentra en los trópicos, y se formó en una esfera cuando estaba caliente y finalmente en una pelota de golf. Como estaba hecha de goma, la pelota de golf Guttie podía producirse de forma económica y repararse fácilmente recalentando y remodelando.

Comparando los dos tipos de pelotas de golf, se dijo que la pelota de golf Featherie viajaba más lejos que la pelota de golf Guttie porque la superficie lisa de la pelota de golf Guttie le impedía cubrir más distancia.

READ  Comment économiser de l'argent sur la réparation de motos

Con este descubrimiento, los desarrolladores de pelotas de golf idearon las pelotas de golf “con hoyuelos” que son tan predominantes en el golf moderno hoy en día.

Los hoyuelos en las pelotas de golf ayudan a reducir la resistencia aerodinámica. La resistencia aerodinámica normalmente afecta a las pelotas de golf lisas y las ralentiza, porque cuando navegan por el aire, dejan una bolsa de aire a baja presión en movimiento, creando así una resistencia.

Al aplicar hoyuelos a la superficie de la pelota de golf, el diferencial de presión disminuye y la fuerza de arrastre se reduce. Estos hoyuelos crean turbulencias en el aire que rodea la pelota de golf, lo que, a su vez, obliga al aire a sujetar la pelota de golf más de cerca. Al hacerlo, el aire arrastra la urdimbre creada por la pelota de golf hacia la parte posterior en lugar de fluir más allá de ella. Esto da como resultado una estela más pequeña y una menor resistencia.

Los hoyuelos se agregaron primero a las superficies de la pelota de golf durante la fase de gutapercha. Coburn Haskell presentó la pelota de golf de una pieza con núcleo de goma encerrada en una esfera de gutapercha. Luego, en 1905, William Taylor aplicó el patrón de hoyuelos a una pelota de golf Haskell, dando lugar a la pelota de golf moderna tal como la conocemos hoy.

Después de su comienzo, las pelotas de golf con hoyuelos se usaron oficialmente en todos los torneos de golf. En 1921, la pelota de golf tomó su forma actual con tamaño y peso estándar. Hoy en día hay una amplia gama de pelotas de golf para adaptarse a cada estilo, juego y condición, con algunas pelotas de golf que ofrecen control y otras pelotas de golf que ofrecen distancia.

READ  La différence entre les courses de moto Supercross et les courses de BMX Supercross

Aunque es algo común hoy en día, la pelota de golf con hoyuelos no es solo un mero elemento de la arena deportiva; Es un escaparate de la física en el trabajo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *